Alberto Fernández: “Con el gas, tenemos una oportunidad histórica y única como país”

El presidente Alberto Fernández afirmó este martes que el gasoducto Presidente Néstor Kirchner es “una obra fundamental” y destacó que actualmente se registra un “récord de producción de gas en la historia argentina”.

“El Estado abrió oportunidades a empresarios que nos devolvieron el gas, que está en Vaca Muerta, pero nadie invertía para sacarlo”, afirmó el Presidente al encabezar en Salliqueló la firma de contratos para el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.

Fernández destacó que la Argentina “tiene una oportunidad histórica y única” en materia de producción de gas ya que el país “tiene el insumo central que ha sido declarado por la Unión Europea como energía de transición hacia las energías renovables”.

“Tenemos una gran oportunidad como país; podemos convertirnos en proveedores de gas en todo el mundo”, aseguró.

Además, el presidente destacó que la construcción del gasoducto Néstor Kirchner “se está pagando con los recursos que dieron las grandes fortunas de la Argentina a partir de la ley de aporte solidario”.

“A esa grandes fortunas debemos darle las gracias también. No podríamos haberlo hecho sin la ley que impulsó Máximo (Kirchner) y que se sancionó cuando Sergio (Massa) presidia la Cámara de Diputados”, dijo Fernández.

Estuvieron junto al mandatario los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de La Pampa, Sergio Zilliotto, y de Neuquén, Omar Gutiérrez; el vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri; y los ministros de Economía, Sergio Massa, y de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

También participaron de la ceremonia la flamante secretaria de Energía, Flavia Royón, y el titular de Energía Argentina, Agustín Gerez.

“Tenemos que transformar nuestros recursos en riqueza y desarrollo”

El ministro de Economía destacó la importancia de la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, y señaló que será fundamental para “transformar los recursos en riqueza y desarrollo”.

Massa sostuvo que si el gasoducto hubiese estado en funcionamiento, la Argentina se habría ahorrado “probablemente la gran mayoría” de los US$ 4.100 millones que representaron en el curso de este año las importaciones de energía.

Asimismo, adelantó que para el año próximo la puesta en funcionamiento de la primera parte de la obra representará un ahorro de por los menos US$ 1.300 millones.

“Hoy estamos firmando el contrato del primer tramo, esperemos que en no más de 30 días estemos licitando la ingeniería del segundo”, dijo.

El jefe del Palacio de Hacienda enfatizó que los argentinos “tenemos que transformar nuestros recursos en riqueza y desarrollo”, además de remarcar que “la energía es uno de los cuatro grandes jugadores de la economía mundial con la agroindustria, el conocimiento y los minerales”.

“Nuestro día a día nos impide ver qué está pasando en el mundo”, advirtió al hablar en la localidad bonaerense de Salliqueló, en el acto de firma del contrato para la construcción del gasoducto, en referencia a los cortes en el suministro de gas y electricidad en varios países de Europa, en “un escenario que tiene precios para los países”.

Al respecto, manifestó que “la guerra le está costando a todos los países del mundo en términos económicos y en términos energéticos”, y en ese sentido se preguntó “cómo nos hubiese ido si este gasoducto ya estuviese hecho, si esos 11 millones de metros cúbicos por día de mínima hubiesen estado hoy al servicio de los argentinos”.

“En estas horas en que se discute la situación de las reservas del Banco Central, quiero contarles cuál ha sido el impacto en esas reservas la importación de energía”, continuó, para pasar a referirse a las prioridades fijadas por el presidente Alberto Fernández.

Massa indicó que “entre dejar salir un poco más de reservas o cortar el gas y la luz”, el Gobierno tuvo “la decisión de soltar un poquito de reservas, pero garantizar a los argentinos que pudieran tener calefacción, la computadora o las máquinas de las empresas funcionando”.

“Era importante que ese crecimiento de la economía y esa generación de empleo no se detuvieran”, explicó.

En otro orden, el ministro recordó que la construcción del gasoducto “si financia en parte con el Aporte Solidario Extraordinario de 2020”, y que el Estado “garantiza los fondos para sostener la obra”.

La obra

La obra conectará la zona de producción de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en la localidad de Tratayén, en Neuquén, y permitirá ampliar un 25% la capacidad del sistema de transporte de gas natural y ayudará a desarrollar la producción creciente en el yacimiento.

Telam SE

En su primera etapa la obra permitirá incrementar la capacidad de transporte en 24 millones de metros cúbicos (m3) de gas diarios para reemplazar la importación de combustibles y se extenderá a lo largo de 558 kilómetros con una inversión estimada en US$ 1.500 millones.

La firma de los contratos se hará en Salliqueló, punto de llegada de esta primera fase del ducto que partirá desde Tratayén, zona donde se concentra la producción de gas de Vaca Muerta.

Las constructoras que resultaron adjudicatarias de la obra civil del gasoducto son la UTE entre Techint y Sacde y la empresa BTU.

En tanto, Esuco construirá la planta compresora Mars 100 en la cabecera del gasoducto Mercedes-Cardales en la provincia de Buenos Aires y Tenaris será la proveedora de los caños.

La obra conectar la zona de produccin de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta en la localidad de Tratayn

La obra conectará la zona de producción de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en la localidad de Tratayén.