Caso Báez Sosa: Ciro Pertossi pidió declarar y dijo que “frenó” la patada a Fernando

Un perito presentado por la defensa puso en duda la validez de la prueba, ya que aseguró que los celulares “registran un acceso posterior al allanamiento”

Ciro Pertossi
Ciro Pertossi | AGENCIA TELAM

Este martes 17 de enero comienza la anteúltima jornada de testimonios prevista en el juicio a los ocho rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa en la madrugada del 18 de enero de 2020, a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell.

10:46 La palabra de un perito 

Luego del testimonio de Pertossi, comenzó a prestar declaraciones sobre las pericias informáticas que realizaron sobre los celulares de los agresores. El especialista Pablo Alberto Rodríguez Romeo, citado por la defensa, aseguró: “Se visualizan mensajes eliminados posteriores al allanamiento”. 

Al respecto, planteó que “algunos teléfonos tienen accesos posterior al allanamiento”, lo que pondría en duda la validez de la prueba. “Las operaciones y procedimientos que se realizaron no siguieron ningún protocolo que tenemos en Argentina, desde el secuestro, la cadena de custodia y la falta de precisión de la metodología aplicada”, agregó.

Además, mencionó: “Tampoco existe el acta inicial donde se aclara la existencia de chips y tarjetas de memorias de los celulares”. Todo esto le “hizo ruido” de la pericia.

El perfil psicológico de Máximo Thomsen, el rugbier que está cercado por las pruebas

10:00 Habló Ciro Pertossi, otro de los rugbiers complicados

Tal como hizo en la jornada anterior Máximo Thomsen, Ciro Pertossi rompió el silencio y brindó declaración en la sala de audiencias. En ese sentido, aseguró que él “frenó la patada” y afirmó: “No golpée a Fernando“. 

Esa patada. Quisiera aclarar que cuando veo al chico y me doy cuenta que estaba en el piso, frené la patada”, dijo Pertossi. Luego, se refirió a los chats de WhatsApp en los que exigió: “No se cuenta nada a nadie”. 

De esta manera, recordó: “Cuando yo estaba viendo el teléfono y lo que hablaban los chicos… Decían que ya había gente en Zárate que sabía que nos habíamos peleado, y yo no quería que mis padres se enteren”. 

De igual forma, Pertossi no contestó algunas preguntas del fiscal como cuando se le consultó en qué momento del ataque intentó “frenar” la patada y sobre cómo cayó Fernando al piso. De esta manera, Pertossi se convirtió en el tercer rugbier en prestar testimonio. 

09:00 Las otras personas que declararán hoy

También prestará declaración Andrés Santiago Martín, oficial subayudante que intervino en la desgrabación de un audio del efectivo Maximiliano Rosso Suárez, quien asistió a Fernando tras el ataque a la salida del local bailable.

A su vez están citados Pablo Alberto Rodríguez Romeo, perito informático que realizó informes técnicos sobre evidencia digital, y María del Carmen Badaloni, jefa de la sección psicología de la Asesoría Pericial La Plata.

El prontuario de los Pertossi: antecedentes penales en la familia de tres de los acusados por el crimen de Báez Sosa

El último testigo para esta audiencia es Agustín Costa Shaw, psicólogo clínico que intervino en la investigación penal suplementaria y que fue ofrecido en marzo de 2022 por la defensa a cargo del abogado Hugo Tomei como testigo de parte en una pericia psicológica y psiquiátrica a la que finalmente los rugbiers no aceptaron someterse por falta de “confianza” en el proceso judicial.

La negativa de los imputados a realizarse el peritaje desató este lunes un contrapunto entre Tomei y la querella a cargo de Fernando Burlando, que puso en duda el valor del testimonio de Shaw.

08:30 Máximo Thomsen, lo más importante de la audiencia anterior

“Quiero pedir disculpas”, dijo Máximo Thomsen, el acusado más complicado en el juicio por la muerte de Fernando Báez Sosa, al solicitar dar una declaración ante el tribunal que lo juzga junto a sus siete amigos por el crimen, cometido en Villa Gesell en el verano de 2020.

“Quiero pedir disculpas porque jamás en la vida se me hubiese ocurrido tener intenciones de matar a alguien”, sostuvo Thomsen ante el tribunal. “Jamás en la vida escuché muchas cosas sobre mí como desde hace varios días, años”.

Y continuó: “Hablaban con tanto odio a mi persona que me hacía doler muchísimo porque yo jamás tuve esa intención. Quiero pedir disculpas, porque es algo que no hubiese buscado nunca. Me lastima saber que estuve en ese lugar, pero jamás tuve esa intención”.

Máximo Thomsen, principal acusado por el crimen de Báez Sosa 20230116

A continuación, Thomsen relató su versión de esa noche. “A uno de los chicos le gustaba el artista que tocaba en Le Brique, por eso fuimos”, dijo el acusado, quien declaró además que ese 18 de enero de 2020, “cuando se hizo de noche ya estábamos medio mamados”.

“Yo fui el primero que entré y fuimos directo a la barra a cambiar la consumición que venía con la entrada”, recordó. “Llegamos a la barra y cuando llegamos nos quedamos ahí. Estaba ahí tomando con uno de los chicos y estábamos conociendo a una chica, que estábamos organizando para hacer una previa con ella al día siguiente”.

“Había tanta gente que se te volcaba el vaso. Me puse contra la barra y cubría a mi amigo y la chica”, dijo. “De repente escucho que alguien me dice basta de empujar, y alguien me responde estamos todos en la misma, no nos podemos mover. Yo digo que no pasa nada y cuando termino de decir eso, un amigo me toca la espalda y le veo que tenía un chichón”.

Con “verguenza” y “dolor”, Guarino identificó a Thomsen y Luciano Pertossi en la escena del crimen

De repente un seguridad lo estaba levantando, y le pido que lo deje, y el seguridad me dice que también me vaya. Yo me pongo a preguntar por qué me sacan si no hice nada”, agregó y continuó su relato: “Fui por el pasillo y sentí que me pegaron dos piñas en las costillas”, indicó.

Continuó en su declaración: “Un amigo me empezó a decir que me quedara quieto porque estaba bordó. Ya afuera, fui a donde estaban sentados los chicos y mientras voy caminando, miro para la derecha y veo que uno de mis amigos se estaba por meter en una ronda de gente desconocida”.

“Cuando veo eso dije ‘se van a pelear’ y apenas me meto para sacarlo, me pegan una piña en la cara. Así que reaccioné pegando patadas, pero jamás en la vida lo hice con la intención de matar a alguien”, señaló.

“Dicen que yo organicé, que soy el líder, y yo me metí a pelear porque era una persona contra muchos”, confesó.