Lo ÚltimoNacionales

El joven asesinado en Santa Teresita recibió una puñalada directa al corazón

El examen determinó que Tomás Tello sufrió una herida punzocortante en el tórax que dañó directamente su corazón. El fiscal pospuso para el miércoles la declaración indagatoria de los nueve detenidos, dos de ellos menores de edad. 

La autopsia al cuerpo de Tomás Tello, el joven de 18 años asesinado a puñaladas por una patota en la localidad bonaerense de Santa Teresita durante los festejos de Año Nuevo, confirmó que la víctima sufrió una herida punzocortante en el tórax que dañó directamente su corazón, informaron fuentes judiciales.

En tanto, el fiscal Pablo Gamaleri pospuso para el miércoles la declaración indagatoria de los nueve detenidos, dos de ellos menores, mientras que pidió la detención de todos ellos al Juzgado de Garantías interviniente por el “homicidio agravado por concurso premeditado y alevosía” de Tello (18).

La carátula del expediente donde se investiga el asesinato de Tello pasó de “homicidio en riña” a “homicidio agravado por concurso premeditado y alevosía”

Con respecto a la necropsia, voceros judiciales señalaron a Télam que el joven de 18 años, que trabajaba como albañil, murió a causa de una “una laceración en la aurícula derecha del corazón” luego de sufrir una “herida punzocortante en la línea media de tórax”.

En ese contexto, los especialistas advirtieron que dicha puñalada derivó “en un taponamiento cardíaco y el posterior fallecimiento de la víctima”.

Al respecto, los informantes indicaron que todavía se desconoce cuál fue el arma homicida y que, contrario a lo señalado por fuentes policiales, todavía no se secuestró ningún elemento cortante vinculado al hecho.

Por otra parte, el fiscal Gamaleri, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 de Dolores, modificó la carátula del hecho de “homicidio en riña” a “homicidio agravado por concurso premeditado y alevosía”, la misma calificación que se le aplicó a los rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa, en enero del 2020.

El fiscal Pablo Gamaleri pospuso para el mircoles la declaracin indagatoria de los nueve detenidos Foto Archivo
El fiscal Pablo Gamaleri pospuso para el miércoles la declaración indagatoria de los nueve detenidos / Foto: Archivo.

“Me estoy conteniendo”

El padre del joven asesinado aseguró este martes que este fue atacado por “más de nueve cobardes” y que “nadie hizo nada” para evitarlo.

En diálogo con Radio con Vos, Daniel Tello manifestó que “el Partido de la Costa cada vez está peor” y dijo que “nadie del municipio” se contactó con él tras el crimen de Tomás.

“Hace 55 años vive mi viejo acá, hace 38 nací yo acá y hace 18 nació mi hijo, y es siempre lo mismo“, añadió el hombre entre lágrimas.

“Si no hacen nada, la Justicia la voy a hacer yo y no quiero hacer eso y darle un sufrimiento más a mi familia, me estoy conteniendo”Daniel Tello

Además, cuestionó la seguridad en esa localidad: “Si usted va a organizar o va a haber un evento de más de 2.000 personas, casi todas alcoholizadas, en el medio del centro de Santa Teresita ¿va poner a diez policías para 2.000 personas?”.

“Esto empezó a las cuatro y media de la mañana y a mi hijo me lo mataron a las siete. A las seis de la mañana llamaron por teléfono viendo la pelea, me lo corrieron seis cuadras, me lo mataron a botellazos y a puñaladas y nunca fue la policía, nunca“, manifestó el padre de Tomás.

El hombre reclamó Justicia: “Que se haga justica. Yo me fui de Santa Teresita y estoy en la casa de mi novia, que es la única que me tranquiliza, y no quiero hacer nada. Si no hacen nada, la Justicia la voy a hacer yo y no quiero hacer eso y darle un sufrimiento más a mi familia, me estoy conteniendo”.

“Cuiden a sus hijos porque de un segundo para el otro no lo tienen más“, concluyó.

EL CRIMEN

El ataque tuvo lugar minutos antes de las 7 de la mañana en la intersección de la calle 44 y la avenida Costanera de Santa Teresita, localidad del Partido de la Costa.

A unos metros de ese lugar, Tomás Valentín Tello Ferreyra (18) festejaba con sus amigos el Año Nuevo en la playa, hasta que comenzó a ser perseguido -por motivos que aún se desconocen- por una decena de personas.

Ante esa situación, Tello trató de escapar corriendo, pero fue interceptado en el mencionado cruce de calles, a metros del mar. En ese lugar, el grupo de personas comenzó a atacar al joven de 18 años mediante golpes de puño y al menos un arma blanca.

Como consecuencia del ataque, Tello, oriundo de la localidad vecina de Mar del Tuyú, sufrió al menos una herida punzocortante en el tórax, por lo que tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital de Santa Teresita, donde finalmente falleció.

Los investigadores señalaron que hubo varios testigos del crimen y que, producto de la pesquisa, se logró la detención de nueve personas, dos de ellas menores de edad.

Sobre las detenciones, una fuente de la investigación afirmó que la captura de siete de los agresores se dieron minutos después al hecho tras ser visualizados por cámaras de seguridad, donde se los veía caminando por la playa, intentando escapar de la zona

Cerca de las 9 de la mañana, otros dos sospechosos fueron detenidos a unas diez cuadras de lo ocurrido, donde uno de ellos, identificado como Damián Copelian (21), fue señalado como el autor de la puñalada mortal que recibió la víctima.