Lo ÚltimoLocalesSociedad

Nueva excursión a la Mesopotamia Santiagueña próximos a la canonización de Mama Antula en Santiago

Se recorrió la Capilla de Lojlo y al Fuerte de Inquiliguala.

En el marco de un fuerte fervor y entusiasmo católico, que desató la próxima canonización de Mama Antula, los responsables de la Región de la Mesopotamia Santiagueña, organizaron una recorrida guiada por los lugares por los que evangelizó, en su momento, Sor María Antonia de Paz y Figueroa. Ella, según datos históricos, se formó con los Jesuitas que tuvieron una gran influencia en la zona del Río Salado. Así que, por un fuerte vínculo familiar y acentuada fe religiosa, se infiere que, la tierra y los cielos de la Mesopotamia Santiagueña, no le fueron ajenos a su formación.
No es menos importante que, a todo se agrega la declaración de la Legislatura de la provincia que, por Ley 7131 declaró “Pueblo Histórico a la localidad de Villa Matará, por haber sido uno de los lugares más importantes del interior de la provincia, cuna de Gobernadores, Centro de Evangelización Jesuita, inclusive de Sor María Antonia de Paz y Figueroa, más conocida como Mama Antula”. La misma, fue sancionada el 10 de septiembre de 2013, a instancias de una iniciativa del entonces legislador del Frente Cívico, Raúl Jorge Castillo.

La excursión de reconocimiento salió desde Capital y La Banda, para concentrarse frente a la avenida de la Estación de FFCC de la ciudad de Fernández y, partir de allí, en combi (privada) y vehículos particulares, se dirigieron a Suncho Corral.
A partir de allí, se recorrió y se visitó la Capilla de Lojlo y al Fuerte de Inquiliguala, con la guía de la profesora María José Geréz, y con la ayuda de las docentes Sonia y Carmen Villalba.
La excursión de cercanía y reconocimiento contó con la participación del Director de Patrimonio Cultural de la provincia, Lic. Alejandro Yocca, los referentes de la Red de Información Patrimonial de la Mesopotamia Santiagueña, con el acompañamiento de los responsables o delegados de las comisiones municipales de Colonia El Simbolar, Villa Figueroa, Estación Matará, Municipalidad de Suncho Corral y de la Municipalidad de La Banda. La iniciativa, es acompañada con mucha expectativa y satisfacción por el Obispado de Añatuya.

La excursión
La excursión, se enmarca en el año de la Canonización de nuestra Mama Antula y, la oportunidad, es un llamado de la conciencia la necesidad de conocer y saber la historia de las comunidades de la orilla del Río Salado, paso obligado de su labor misionera.
Para los mesopotamios organizadores, surge como un llamado de la sangre a manifestar el valor histórico y cultural de la Mesopotamia santiagueña.

Localidad de Lojlo
Lojlo, es un paraje situado al Norte de Suncho Corral, distante a 10 km, emplazado en la margen izquierda del Río Salado. Este paraje, antes del trazado del Ferrocarril General Belgrano, era el centro más poblado de la zona y, paradójicamente, hoy cuenta con apenas 15 familias.
Retomando su historia, se encontrarán las primeras referencias de Lojlo, o Loslo -como primitivamente se lo denominaba-, en el año 1700 más o menos, en escritos extraídos del Archivo de la Provincia, donde hace mención a los primeros dueños de la estancia “Loslo” que fue don Juan José de Paz y Figueroa y su esposa doña Antonia Salvatierra, ambos descendientes de los ilustres conquistadores del Tucumán (tío de María Antonia de Paz y Figueroa, la Mama Antula).
Allí, en la capilla histórica que tuvo cuatro reubicaciones, por inundaciones, se venera todos los años al Niño de Lojlo.
La devoción al Niño Jesús de Lojlo, es ancestral. La imagen tiene unos 400 años. Fue traída desde el Alto Perú hacia hasta la propiedad de don Juan José de Paz y Figueroa (tío de Mama Antula) erigiéndose la capilla a orillas del Río Salado. Hacia el año 1700. La imagen del niño recostado en el pesebre obedece a la escuela Española donde en esa época era costumbre el pesebrismo. Imágenes de Niños Jesús recostados, al cual obedece el Manolito (llamado así por los indios de la zona, en alusión al Emanuel (el Dios con nosotros) que Mama Antula llevaba con ella en su báculo, indican las fuentes.

Fuerte de Inquiliguala
Es un nombre pre y protohistórico donde se ubicaba una población indígena. Es una de las encomiendas más viejas en la cuenca del Río Salado, bajo dominio de la Corona de España. El mismo, fue construido en 1538, anterior a la fundación de la Santiago del Estero. Los mismos, se ubicaban, a tres leguas entre otros fuertes, y en esa línea se encuentra el Fuerte de El Bracho.
En el año 1737, el Cabildo se ordena a los fuertes levantar, en el proceso de conquista y evangelización altares, en los pueblo indígenas, entre ellos el de Inquiliguala, según escritos de Oreste Di Lullo.